PUNTA GALLINAS

12 ° 27ʹ28ʺN 71 ° 40ʹ04ʺW

Punta Gallinas es el punto más al norte de América del Sur que ofrece uno de los paisajes más asombrosos del continente. Bahía Hondita -su punto de acceso- es donde los acantilados de color naranja quemado rodean una bahía esmeralda con una playa virgen, más allá de la cual se puede encontrar una gran colonia de flamencos rosados.

__________________________________________________________________________

Punta Gallinas 

En cada viaje, sea cual sea el país, buscamos encontrar un "fin del mundo", ese pequeño rincón paradisíaco escondido que el hombre no haya podido tocar todavía, dando lugar a ese aspecto salvaje y atemporal. Y no habrá excepciones en tu recorrido por Colombia. Si un lugar del mundo merece bien el sobrenombre de "fin del mundo", este sería sin duda Punta Gallinas y sus paisajes de dunas y acantilados rocosos.

Un rincón del mundo que vale la pena

Para llegar a esta parte del mundo, hay que tener ganas y ser persistente. A comienzos de los años 2000, los colombianos no podían acceder a este lugar sin dificultades. E incluso hoy día, hay que contar con varias horas de viaje en barco de pescadores, o varias horas por carretera en camión, para llegar a Punta Gallinas.

En esta región de la Guajira rodeada por el mar Caribe, la naturaleza en su estado extremo nos llega hasta lo más hondo. Y si bien "el pico de las gallinas" es lo más destacado, un viaje por el resto de la región dejará maravillado a los viajeros más experimentados.

Recomendamos en especial ir a conocer al pueblo Wayuu, grandes tejedores artesanos de hamacas y trajes cuya historia está compuesta de numerosas leyendas.

 

Una península casi inhabitada

En cuanto a las actividades, el viajero se sentirá tentado por hacer una excursión hasta el Faro de la Vela, que lleva hasta este faro solitario plantado en el extremo norte de Colombia. Ir navegando de isla en isla para descubrir la zona desde el mar, es también una aventura muy popular entre los aventureros que se han atrevido a llegar hasta aquí.

También hay playas totalmente salvajes que invitan a relajarse... y a la ornitología. Porque este lugar es el paraíso de los pájaros de todos los tipos, en especial de los flamencos rosados.

Casi totalmente deshabitado, Punta Gallinas ofrece unos cuantos albergues para pasar la noche. La mayoría de las veces, las condiciones de los alojamientos son sencillas, pero totalmente en armonía con el entorno, que vale la pena aunque uno tenga que abandonar la comodidad durante unas cuantas noches. El estómago se encuentra muy bien cuidado gracias a los mariscos frescos que puedes saborear junto a la arena...

Un rincón del mundo intenso...

 

 

Información tomada de:

https://www.evaneos.es/colombia/viajes/explorar/12861-1-punta-gallinas/

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Wislist

No tienes items en tu wishlist